blogic

Tal vez te estés preguntando si con la crisis actual, causada por el COVID-19, vale la pena comprar apartamentos para invertir. La respuesta, sin rodeos y con total certeza es, SI, y te voy a dar varias razones.

Los grandes inversionistas saben que en los momentos de crisis económica, existen grandes oportunidades de compra, debido a que muchos de los vendedores deciden bajar el precio de sus inmuebles porque necesitan liquidez para continuar sus proyectos, o simplemente para sobrevivir. Adicionalmente la oferta aumenta y esto también presiona los precios a la baja.

Por otra parte, algunos vendedores, entre ellos muchas constructoras, amplían sus plazos de financiación o incluso crean nuevas formas de pago, para vender sus inmuebles. En definitiva, están atentos a escuchar propuestas. Lo importante en estos momentos, es saber donde invertir y entender las diferentes Formas de financiación que ofrece el mercado.

¿Sabes cuáles Formas de Financiación son las mejores para ti?

Partamos de una premisa importante: los apartamentos no se compran solo para vivir; comprar apartamentos para invertir es y será, una excelente opción de inversión en tiempos de crisis. Lo importante es estar bien informado y conocer las formas de financiación que ofrece el mercado.  Por eso en IC Constructora, te las vamos a contar.

  1. Ahorros propios
  2. Crédito Hipotecario
  3. Leasing Habitacional
  4. Crédito especial para vivienda sostenible o Hipoteca Verde
  5. Ahorra tu arriendo
  6. Mi Casa Ya
  7. Subsidios del gobierno a la Tasa de Interés VIS y VIP

Le puede interesar ver nuestros proyectos IC  Constructora

Estos están representados en cuentas de Ahorros, cuentas AFC, Cesantías, CDTs, entre otras alternativas. Una de las ventajas que tienen estos ahorros actualmente, es que el gobierno, debido a la crisis actual, está permitiendo acceder a ellos con mayor facilidad.

Estos créditos permiten comprar vivienda bien sea sobre planos, nueva o usada.  En esta modalidad de crédito, por ley, el inmueble forma parte de la garantía de pago. Esto quiere decir que, aunque la persona es dueña del inmueble, si el deudor incumple con el pago, el banco puede quedarse con la vivienda.

Con este crédito, el deudor puede solicitar un crédito hasta por el 70 % del valor de la vivienda que va a adquirir. 

También es conocido como arriendo con opción de compra. Este es otro tipo de crédito hipotecario que permite comprar vivienda nueva, usada o sobre planos. Existen dos grandes diferencias con el crédito hipotecario “tradicional”:

La primera, es que en este caso, el banco es el dueño del inmueble, pero te permite vivir en la casa de tus sueños a cambio de un arriendo, con la posibilidad de que en un periodo de tiempo determinado, (que pactas con el banco), tú podrás adquirirla, con una cuota final.

La segunda gran diferencia, es que puedes solicitar un crédito hasta por el 90 % del valor de la vivienda que vas a adquirir.

Debido a las consecuencias que está teniendo el mundo a causa del cambio climático, diferentes organizaciones, entre ellas los bancos, están incentivando una forma de vivir más amigable con el medioambiente.

Algunos beneficios, además del ambiental, es que para préstamos a largo plazo, el banco brinda una tasa más baja tanto al propietario como al constructor. Adicionalmente, el comprador recibe incentivos tributarios (más enfocado a constructoras) y una parte del reembolso de la inversión.  Otro gran benéfico, es que se obtiene retorno de la inversión desde el primer día que vives en él, gracias a los ahorros de consumo de energía y agua, entre otros.

Es una iniciativa del Fondo Nacional del Ahorro (FNA) y es una modalidad de leasing habitacional, para los colombianos que tengan sus cesantías con ellos y tengan ingresos entre 2 y 6 salarios mínimos.

Una de las grandes ventajas, es que pueden acceder hasta el 95 % del valor de la vivienda si esta es usada, e incluso pueden obtener hasta el 100 % de financiación para vivienda nueva.

Una gran noticia es que la vivienda puede o no ser, Vivienda de Interés Social, lo que abre una puerta para comprar apartamentos para invertir.

Según el Ministerio de Vivienda, el subsidio familiar de vivienda “Es un aporte estatal en dinero o en especie entregado por una sola vez al hogar beneficiario, que no se restituye y que constituye un complemento para facilitar la adquisición de vivienda nueva, construcción en sitio propio o mejoramiento de vivienda de interés social.”

Para familias con ingresos máximos de $1.526.484 pesos, el gobierno asigna un subsidio de $23.437.260 pesos. Para familias cuyos ingresos oscilan entre $1.526.484 pesos y $3.124.968, el subsidio que brinda el gobierno es de $15.624.840 

Los colombianos que están comprando Vivienda de Interés Social (VIS) o Vivienda de Interés Prioritario (VIP), pueden solicitar la ayuda del gobierno para pagar hasta el 30 % del valor de la cuota mensual de su hipoteca, durante los primeros 7 años. 

Entender tu situación actual y conocer las opciones de financiación que existen en el mercado, te permitirán entender si puedes comprar apartamentos para invertir, o como una opción de vivienda para ti y tu familia. En IC Constructora encontrarás muchas opciones que se pueden adecuar a tus necesidades; estamos para escucharte.

Te invitamos a conocer nuestros proyectos

Gaia en Calabria – Pereira

Reserva de Oporto en Cali – Valle del Cauca

Bosque Central en Floridablanca – Santander