blog2

¿Sabías que según el Censo Nacional de Población y Vivienda 2018, más de la mitad de los bogotanos vive en apartamentos?  Esto se debe al aumento de la densidad urbana, cuya causa principal curiosamente no es el aumento de los nacimientos, sino, un descenso de la mortalidad y el aumento de la esperanza de vida. Cabe anotar que otros factores como la inmigración de extranjeros y propios del país es otro factor que suma habitantes a la capital bogotana.  El aumento de la población indudablemente hace que sea mucho más fácil arrendar apartamentos en Bogotá, pues al “crecer los metros cuadrados hacia el cielo “, además de disminuir los costos de vivienda, (comparado con los de las casas), permite aprovechar los espacios, para brindar áreas comunes completas, a un mayor grupo de población.

Arriendo vs. compra de vivienda. ¿Cuál es la mejor opción?

Alguna vez escuchaste decir a tus papás o tus abuelos, “Tener casa no es riqueza, pero no tenerla si es pobreza”. Pues bien, muchos mitos dicen que “es mejor comprar vivienda que arrendar”, pero la realidad es otra.  Me atrevería a decir que a todas las personas que se van a independizar por una u otra razón, se les ha cruzado esta pregunta por la cabeza.  Lo importante es entender en qué momento económico de tu vida estás y cuáles son las ventajas de cada opción. En IC Constructora te contamos cuales son.

Arrendar vivienda

  1. Flexibilidad
  2. Inestabilidad económica
  3. Prioridad del gasto
  4. No mantenimiento del inmueble

 

Comprar vivienda

  1. Permanencia
  2. Pertenencia
  3. Beneficios económicos y tributarios
  4. Puedes modificarla

 

Arrendar Vivienda

  1. Flexibilidad

 

Arrendar vivienda, te da la posibilidad de evaluar el sitio donde vives y si no te gusta, o tus necesidades cambian, podrás salir de él en un coto plazo. Generalmente cuando termina el periodo del contrato, que dicho de paso, generalmente se renueva año a año, pero es posible hacerlo por 6 meses o incluso, mes a mes.  Incluso, en el peor de los casos, puedes pagar una penalidad por terminar anticipadamente el contrato, sin que esto dañe tu historial crediticio.

 

  1. Inestabilidad económica

 

Si no tienes ingresos estables, pensar en comprar vivienda podría comprometer tu crédito y como dicen por ahí, “es mejor tener crédito que plata”.  Debes cuidar muy bien tu historial crediticio, porque lo vas a necesitar luego cuando decidas comprar la vivienda.

 

  1. Prioridad del gasto

 

Cuando arriendas, sabes que pagas un costo fijo, sin importar si el gobierno impuso un nuevo impuesto o si hay que pagar una cuota extra de valorización. Tampoco dependen de ti el pago ni del predial y la valorización, cuando esta aplica. De esta forma, tú sabes cómo distribuir tus ingresos, sin pensar en dejar un valor X extra para arreglos o gastos de la vivienda.

 

  1. No mantenimiento del inmueble

 

Esta es una gran ventaja, no te tienes que encargar de nada de lo que se descomponga.  Los dueños de los apartamentos deben cubrir los costos de arreglos o cambios que haya que hacer, siempre y cuando los daños no sean causados por mal trato de los propietarios.  Generalmente, las agencias de arrendamiento son las encargadas de realizar los arreglo a costo del propietario.

 

Comprar vivienda

  1. Permanencia

 

Si estás buscando una vivienda a largo plazo, esta es una buena razón para comprar.  Esto te permitirá vivir en tu propio lugar hasta que tú lo decidas y no cuando el contrato se termine o el arrendatario te lo pida.

 

  1. Pertenencia

 

Cuando compras, te conviertes en el dueño de un activo fijo, aun si lo haces a través de un crédito hipotecario o leasing.  Cuando arriendas, no eres dueño de nada.

 

  1. Beneficios económicos y tributarios

Cuando pagas la cuota de tu crédito hipotecario, la parte de los intereses es deducible de la base gravable cuando se hace el cálculo para la retención en la fuente. Si ahorraste el dinero en una cuenta AFC, obtendrás excelentes beneficios tanto en la cuota inicial como mes a mes en los pagos del crédito.

 

  1. Puedes modificarla

 

Cuando arriendas una propiedad, no puedes modificar nada sin permiso del dueño.  Si lo haces (con permiso), el dueño no te retribuirá económicamente ninguna de las mejoras que hayas realzado.  Cuando compras tu casa o apartamento, puedes hacer los cambios que desees, con los materiales que te gusten y en el momento que tú decidas, sin pedirle permiso a nadie.

 

Luego de comprender las ventajas de arriendo vs. compra de vivienda, te queremos contar por qué arrendar apartamentos en Bogotá es una buena opción.

Bogotá es la ciudad con el metro cuadrado más costoso del mercado colombiano y ocupa el 5º lugar en toda América Latina.  Este hecho, sumado a la gran diversidad de oferta de arriendo en cuanto a modalidad y precio se refiere, hacen que en Bogotá, lo ideal sea arrendar apartamentos, pues brinda a los arrendatarios la posibilidad de un metro cuadrado más económico para vivir, lo que le permite obtener una mejor calidad de vida, debido a que no se “asfixian con los costos”. Los arrendatarios saben que en el mercado ya pueden encontrar unidades con hermosas y cómodas zonas comunes a precios muy buenos.

 

Eso lo han comprendido las constructoras, y por eso están comenzando a competir en el desarrollo de edificios cada vez más atractivos, donde ofrecen la posibilidad de arrendar apartamentos amoblados o vacíos, con flexibilidad en la forma de arrendar, pasando de los arriendos tradicionales de contratos anuales, a arriendos flexibles por semanas o meses.  Y no solo compiten en la forma de contratar o amoblar, sino que lo hacen ofreciendo zonas comunes cada vez más completas.  Un ejemplo de ello es el proyecto Nomad 77 que está desarrollando IC Constructora, un edificio que revolucionará la forma de arrendar apartamentos en Bogotá.